© 2018 por Hermandad Divino Perdón de Sevilla.
 

Nuestra Señora de los Desamparados, 5, 41019 Sevilla. Tlf: 955347598

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon

Franciscana Hermandad de Penitencia y Cofradía de Nazarenos de María Santísima de la Purísima Concepción, Santo Cáliz de Nuestro Padre Jesús del Divino Perdón y Beata Ana María de Javohuey

DIRECTOR ESPIRITUAL

Queridos hermanos: Paz y Bien.

Como cada año, me uno a todos vosotros en estas fechas, para animaros y alentaros en vuestra vida espiritual, de cristianos comprometidos, que quieren vivir su fe, en nuestro bonito barrio de Alcosa.

Nuestra sociedad está necesitada, de personas que, con su vida y su ejemplo, sean testimonio para otros, de que ser creyente y practicante, -pues ambas van unidas si no queremos falsear nuestra identidad- tiene sentido y es válido, para la vida de cualquier persona, que quiera vivir desde los valores de la Palabra de Dios.

Nosotros como Hermandad tenemos esta misión, ser anunciadores de este mensaje de perdón y de amor a Dios y a nuestros semejantes, en palabras de Jesús, de nuestros hermanos que es mucho más. Como bautizados, tenemos la obligación de anunciar a todo el mundo, que Cristo murió y resucito para nuestra salvación. Esta es nuestra esperanza y nuestra fe, que no se fundamenta en teorías, filosofías o discursos, sino en una persona, Jesús de Nazaret, Jesús del Divino Perdón.

Ojalá que logremos interrogar a las personas de nuestro barrio, por nuestra forma de vivir y entender la vida, desde los retos que nos plantea nuestra fe. Que se sientan interpelados porque ven, que nos amamos y nos respetamos, nos comprometemos y nos ayudamos, no somos indiferentes al dolor del mundo y nos implicamos en mejorarlo, especial mente con los que más dificultades tienen.

No olvidéis nunca que Jesús siempre está ahí, y lo encontraréis siempre que queráis en la oración y los sacramentos. Rezad siempre, no lo dejéis para cuando tenga un rato, este es el alimento de los creyentes y sin él, qué sentido tiene ser cristiano. 

    

Que nuestro Padre Jesús del Divino Perdón, sea nuestro principal guía en esta tarea y que su Madre la Purísima Concepción nos acompañe siempre.

Que Dios Padre Nuestro Señor os bendiga a todos.

 

Fr. José González